martes, 1 de febrero de 2011

REZADO DE LA VIRGEN DE CANDELARIA








Las fiestas de la Virgen de Candelaria en Guatemala
Celso Lara

La fiesta de Candelaria se celebra del 25 de enero al 2 de febrero en el barrio del mismo nombre de la ciudad de Guatemala. La fiesta es de carácter religioso, ya que tiene como actividad principal la veneración de la Virgen de Candelaria. Pero alrededor del hecho religioso existe una serie de actividades de carácter económico y social que son de suma importancia dentro de la cultura popular tradicional.



"Purificación de la Virgen y presentación del Niño Dios en el Templo". Grabado guatemalteco de finales del siglo XIX o principios del siglo XX. Hoja de cordel que se repartía en las iglesias de la ciudad en la misa en honor de la Virgen. En su anverso contiene oraciones que aluden a la purificación de la Virgen María.



Los preparativos de la fiesta se inician en la última semana del mes de Enero. 

Consisten en adornar el altar y el anda procesional de la Virgen y en colocar los cortinajes en la iglesia. En el caso de la Parroquia de Candelaria, así como en otras iglesias de la ciudad y de algunos municipios, esta tarea estuvo encomendada por muchos años al señor Ramiro Araujo, antes de su muerte, altarero de reconocida prosapia dentro de las tradiciones populares religiosas de la ciudad. 

Don Ramiro Araujo señalaba, entonces, que esta tradición se estaba perdiendo, ya que no todos los sacerdotes deseaban cortinajes ni altares en las iglesias. De manera que son pocos los templos que en la actualidad requieren de estos servicios.

El día principal de la fiesta es el 2 de Febrero, día en el que la iglesia católica celebra la Presentación del Niño Jesús en el templo y la Purificación de la Virgen. 

En este día, desde muy temprana hora, los devotos de la Virgen de Candelaria visitan la parroquia con el objeto de venerar a la imagen de dicha Virgen, que se encuentra colocada en el altar mayor de la parroquia. Durante el día se realizan actividades religiosas, tales como la bendición de candelas, misas, etc.




Antiquísima imagen de la Virgen de Candelaria de la Nueva Guatemala de la Asunción. Talla anónima del siglo XVIII, revestida con ornamentación decimonónica. Obsérvese la belleza de la corona y el resplandor del Niño Dios. Sale "en rezado" a bendecir las casas donde hay nacimientos, finalizando así el ciclo de Nochebuena y Navidad en Guatemala. 






La bendición de candelas se lleva a cabo en las primeras horas de la mañana y consiste en que los devotos se presentan al templo con candelas y allí se realiza la ceremonia de bendición, según la doctrina católica, de todos los símbolos de la Iglesia el cirio es el que mejor expresa la pureza. 

En este sentido, la Novena de la Virgen de Candelaria dice que:

La pureza de su cera es la imagen de la pureza del corazón; su llama la del Amor Divino; es además el cirio el homenaje que se ofrece a Dios, a la Virgen y a los Santos cuando se implora su protección.

Más adelante se indica que antiguamente se conservaba en la familia la candela bendecida el día de la Purificación que por eso se llama también de Candelaria; se encendía en los momentos de peligro; de angustia y sobre todo durante la agonía de los seres queridos. 

Más adelante, en la novena se comenta que: Es lástima que esta y otras piadosas costumbres hayan caído en desuso.

Con respecto a esta costumbre es necesario comentar que todavía se practica en algunos hogares católicos, en especial, los que pertenecen a las clases populares y de los cuales uno de sus miembros ha asistido el día dos de febrero a la bendición de las candelas o ha comprado en el templo candelas benditas ("bendecidas"). 





Los fieles con sus  candelas bendecidas por la Virgen de Candelaria oran durante la Misa Mayor del 2 de febrero, en donde se ofrenda a los Niños Dioses que han estado en los nacimientos, para que la Virgen de Candelaria "los reconozca y los bendiga".Esta es una  tradición originaria de Guatemala.



El dos (de febrero) es costumbre dejar cerca del altar siete monedas de a un centavo, para que éstas sean bendecidas. Así en todo el año no falta dinero.



De acuerdo con la tradición popular, el dos de febrero, día de Candelaria, deben "quitarse los nacimientos", lo cual consiste en deshacerlos y guardar cada una de las piezas que lo forman, tales como, imágenes, pastores, animales, ranchitos, etc. 

Con la fiesta de la Virgen de Candelaria concluye el ciclo de las tradiciones populares de Nochebuena, en Guatemala, iniciado el día 7 de Diciembre con la "quema del diablo".




Existen numerosas creencias en torno a la Virgen de Candelaria y su relación con los nacimientos.

 Una de ellas señala que "el día dos (de febrero) la Virgen visita los nacimientos y deja granitos de arena y sal como bendición". Además, se cree que "la Virgen de Candelaria ilumina con su candela al Niño Dios". 



Otra de las actividades importantes de la fiesta de la Candelaria consiste en el "rezado" o procesión de la imagen de la Virgen, que se lleva a cabo en los alrededores de la parroquia.





Detrás de estas imágenes va la de la Virgen de Candelaria, entre música, rezos y cantos. Durante los días que dura la fiesta de Candelaria, pero en especial el dos de febrero, se colocan en el atrio y en el costado del templo algunas ventas populares o champas, en las cuales se pueden adquirir artículos tradicionales, tales como dulces de Comalapa (Chimaltenango): dulce de coco, matagusano, etc.; "panitos de feria" de Chimaltenango; melcochas de Guatemala; comidas tradicionales: torrejas, buñuelos. Muchas de estas champas son las que recorren todas las ferias populares de la ciudad de Guatemala y de algunos municipios.

Además de las ventas descritas, hay algunas de artículos no tradicionales, como juguetes de plástico, churros, etc. Asimismo, en el atrio de la iglesia se encuentran algunos vendedores ambulantes de chupetes, forlones y una vendedora de cerámica del occidente del país.

La fiesta de Candelaria es celebrada en varios municipios de la república, tales como San Lorenzo, Suchitepéquez, en el cual hay juegos pirotécnicos; en Chiantla, Huehuetenango se festeja con baile de moros y cristianos; en Cunén, Quiché, con procesión, quema de pólvora y bailes: Toritos, la Conquista, Venados; en Teculután, Zacapa con procesión y quema de pólvora.

La fiesta en honor de la Virgen de Candelaria se celebra en todos los países de Hispanoamérica, a donde fue traída con la conquista española. 

En algunas poblaciones rurales, esta festividad adquiere características peculiares, tal es el caso de San Lucas Tecopilco, del Estado de Tlaxcala, México, en donde el 2 de febrero se bendicen semillas para obtener una buena cosecha. 

Cada persona lleva una canastita con mazorcas de maíz, una tacita de cebada, frijol, ayotes, pepitas de calabaza, hojas o flores de romero y flores de siempreviva.

Existen numerosas leyendas y creencias en torno a las imágenes que representan a la Virgen o a otros santos de la iglesia católica. A continuación se cita una interesante leyenda de tipo histórico que se refiere a la Virgen de Candelaria y que data de la época de Rafael Carrera, quien era devoto de dicha imagen. (Debe recordarse que la Batalla de la Arada, en la cual triunfó el ejército guatemalteco al mando de Carrera, se realizó precisamente el dos de febrero de 1851). 

La leyenda se denomina Una batalla ganada por la Virgen y se narra a continuación:

La parroquia de la Candelaria era muy sencilla antes, en tiempos de Rafael Carrera. Por aquellos años se peleaba contra El Salvador. Carrera le pidió a la Virgen de Candelaria que le ayudara en la guerra; y le prometió que si le ayudaba a ganar le construiría un templo digno de ella.

Carrera empezó la campaña, pero en los primeros combates la suerte no le acompañó, y el ejército salvadoreño lo batió en retirada. Desesperado, Carrera imploró a la Virgen de Candelaria nuevamente y con mayor fervor.

Cuando estaban en la batalla más grande, apareció de repente una joven, que le infundía aliento. 

Entonces el ejército guatemalteco arremetió con más brío al salvadoreño, hasta hacerlo entrar en retirada a su territorio y declararse vencidos. Fue así como Carrera le levantó el templo a la Virgen de Candelaria que tenía en medio de sus torres un reloj.

Finalmente, el historiador Antonio Batres Jáuregui apunta que, desde este triunfo del general Carrera, se celebró con mayor entusiasmo y pompa la fiesta de la Virgen de Candelaria. Con esta conmemoración mariana concluye el ciclo de fiestas de Nochebuena en Guatemala.

El Rezado de la Virgen de Candelaria recorre las calles de los ancestrales barrios de Candelaria, el Cerro del Carmen y la Parroquia Vieja bendiciendo casas donde se rezó la novena al Niño Dios y se elaboró Nacimiento. 






"Pendón de procesión de la Virgen de Candelaria" del Templo de su advocación portado por miembros de la Cofradía y que abre el "rezado" de la Virgen el día 2 de febrero en su recorrido por los Barrios de Candelaria, Cerro del Carmen y San José de la ciudad de Guatemala. La talla del "Pendón" es contemporánea. 

















































Fuentes:
www.jesusenguatemala.com
ChapinAC
www.DescubriendoGuatemala.com
www.arcangelcorp.com
www.lahora.com.gt






NOVENA DE LA VIRGEN DE LA CANDELARIA







Oración preparatoria

Querida Virgen de la Candelaria: nos reunimos junto a ti. Traemos nuestra devoción y nuestro cariño. Acéptalo, Madre nuestra. Déjanos contemplar tus virtudes y enséñanos a imitarlas. Que nos parezcamos a ti cada día más, para agradar al Señor como tú lo hiciste y vivamos así, en paz y alegría y lleguemos luego a compartir contigo la dicha eterna de la gloria. Amén.

Letanías
Oración del día

Ahora pedimos a nuestra Virgen de la Candelaria la gracia de esta (1ª, 2ª,...) noche de la novena.
Diálogo.
- Oh, Virgen de la Candelaria, más que todas las criaturas bienaventurada: te rogamos que hoy tu alma esté con nosotros para tributar nuestra adoración a Dios.
Pueblo: “Dios te salve, María”.
- Exalta, tierra entera, a nuestra amadísima Señora.
Pueblo: “Dios te salve, María”.
Apiádate, Señora, porque de cuantos en ti confían, tú eres el puerto de salvación.
Pueblo: “Dios te salve, María”.
- Líbranos, Señora, de todos los peligros, sobre todo de los temporales de viento y granizo y de la condenación eterna. Pueblo: “Dios te salve, María”.

- Oh, María, nuestra esperanza nuestro amparo y nuestro auxilio, muéstranos el camino a Jesús.
Pueblo: “Dios te salve, María”.
Oraciones de cada Día

Día primero.

Virgen Inmaculada de la Candelaria: tú que siendo purísima a los ojos de Dios, quisisteis ser purificada como los pecadores para enseñarnos la importancia de vivir en gracia de Dios: haz que también nosotros, a imitación tuya, procuremos dar la debida importancia a vivir limpios a los ojos de Dios, aunque debamos humillarnos para reconocer nuestros pecados en la confesión. Amén.

Día segundo.

Virgen Inmaculada de Candelaria, que estando llena de santidad te has presentado lo mismo al templo para cumplir con la Ley de Dios: haz que también nosotros, a imitación tuya, lleguemos a querer nuestro templo y considerarlo cada día más como lugar de nuestro acercamiento a Dios. Amén.

Día tercero.

Virgen Inmaculada de Candelaria: tú que no dudaste de poner a tu hijo Jesús en las manos de Simeón, sabiendo como rogaba en el templo por la gracia de ver al Redentor: haz que también nosotros suspiremos por tener a Cristo en nuestro corazón y así tú puedas entregarlo a Dios. Así sea.

Día cuarto.

Virgen Inmaculada de la Candelaria: Tu que al presentar a tu hijo Jesús en el templo oíste el anuncio de tus dolores y lo aceptaste como la voluntad de Dios, haz, que no seamos nosotros aquella espada y nuestra maldad la causa de tus dolores. Así sea.

Día quinto.

Virgen Inmaculada de Candelaria: Tú que ni al presentarte en el templo ni nunca después pregonaste tu condición de Madre de Dios para demostrar la importancia y valor de la humildad, haz que deje de importarnos el sempiterno figurar y a ejemplo tuyo crezca en nosotros el aprecio de la humildad. Así sea.

Día sexto.

Oh Virgen Santísima de la Candelaria: te suplicamos que nos alcances de tu hijo amado Nuestro Señor Jesucristo la gracia de imitar tus virtudes, cumplir los mandamientos y tener horror al pecado mortal. Así un día gozaremos eternamente contigo en el cielo. Así sea.

Día séptimo.

Santísima Virgen de la Candelaria: conscientes de nuestras debilidades acudimos a ti, para que nos alcances la gracia de Nuestro Señor Jesucristo, de poder llevar una vida digna de nuestra vocación cristiana, imitar tus virtudes y conseguir así el premio de la vida eterna. Así sea.

Día octavo.

Virgen Inmaculada de la Candelaria: por tu pureza virginal, tu inmaculada concepción y tu prerrogativa de Madre de Dios, alcánzame de tu amado hijo, la humildad, la serenidad, la pureza del corazón, de cuerpo y de espíritu, la santa perseverancia en el bien, el don de la oración, una santa vida y gloriosa eternidad. Así sea.

Día noveno.

Virgen Inmaculada de la Candelaria; por tu obediencia al Padre, concientes de nuestra soberbia y orgullo, te suplicamos nos ayudes a aceptar la voluntad de Dios, para que toda nuestra vida no sea otra cosa que un renovado Si, al querer del Padre Eterno.
Así sea

Oración final.

Te damos gracias, Madre y Señora nuestra. Somos tus hijos y nos ponemos en tus manos, para que nos eduques y logres hacer de nosotros verdaderos hijos de Dios, cristianos santos y alegres. Amén.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Santísima Virgen de la Candelaria.
Ruega por nosotros. (3 veces)






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada