jueves, 23 de junio de 2011

DIA DEL MAESTRO EN GUATEMALA







Al  igual que en todos los países del mundo Guatemala tiene una fecha específica en la cual celebra una de las profesiones más nobles y gratificantes, como lo es el maestro.



Esta celebración fue propuesta durante la Conferencia Iberoamericana de Educación celebrada en un lejano año 1947, que inicialmente se recomendó celebrarla cada 11 de septiembre. Guatemala adoptó la celebración para el 25 de junio.


En este día se conmemora el fallecimiento de la maestra María Chinchilla, quien fue asesinada en una protesta por las acciones violentas del gobierno del dictador Jorge Ubico, un 25 de junio de 1944. Algunos establecimientos educativos también llevan el nombre de "Maria Chinchilla" para honrar su memoria.





Debido a tal acontecimiento cada 25 de Junio se celebra el Día del Maestro en cada uno de los establecimientos educativos que hay en Guatemala.


La celebración del Día del Maestro, el 25 de junio, invita a recordar aquellos primeros años de aprendizaje académico, reflexionar sobre la importancia y las huellas que esas mujeres u hombres pudieron dejar en nuestra vida personal.





HISTORIA


El descontento contra el régimen de Ubico estaba latente y llegó a su clímax en 1944, cuando la propaganda política de los aliados, que se mantenían en guerra contra el nazismo y fascismo de Europa desde 1939, hizo circular más que nunca las ideas de libertad que tanto ansiaban los guatemaltecos.

La segunda reeleccion del General Jorge Ubico Castañeda en 1943, fue la gota que derramó el vaso, pues esto hizo estallar el descontento generalizado principalmente entre los abogados, los maestros y los estudiantes tanto universitarios como de nivel medio y fue la pequeña burguesía urbana quien logró obtener la renuncia del Presidente el 30 de junio de 1944.

En junio de 1944 estudiantes universitarios y maestros de la capital, desafiaron el poder del dictador con una huelga y manifestaciones públicas a las que pronto se agregaron elementos de todos los sectores sociales.













El domingo 25 de junio, tropas del ejército arremetieron contra una manifestación que se llevaba a cabo en el Parque Central y que causó la muerte de varias personas, entre ellas la de María Chinchilla Vega, maestra de educación primaria. 






La noticia llegó rápidamente a las radios y, de boca en boca, llegó a los oídos de la población. El rechazo generalizado ayudó, de forma directa, a acelerar la renuncia del mandatario el 30 de junio.



En  radios de onda corta se escuchó en TGW, el anuncio de la muerte de la docente María Chinchilla. Esto ocurrió en las inmediaciones de la feria cantonal de San Pedro, en un ataque armado perpetrado por la Guardia de Honor, a la salida de la Iglesia San Francisco, en la capital.




 Ese día cayó muerta María Chinchilla, maestra que se convirtió desde entonces en el símbolo de la mujer guatemalteca que ama la libertad.


Años más tarde, el 6 de abril de 1953, por medio de un acuerdo gubernativo se estableció el 25 de junio como el Día del Maestro y se conmemoró la muerte de la maestra Chinchilla Recinos, identificada por el gremio magisterial como una lideresa de su época y ejemplo para las generaciones futuras.



Además de ser recordada su muerte como “Día de” para el profesorado guatemalteco (y de manera oficial pues fue por medio de un acuerdo gubernativo de fecha 6 de abril de 1953), ella fue nombrada "Símbolo del Magisterio Nacional".



MARIA CHINCHILLA RECINOS



Nació el jueves 2 de septiembre de 1909 en la aldea Las Animas, municipio de Asunción Mita, departamento de Jutiapa. Sus padres fueron don Benjamín Chinchilla y doña Victoria Recinos.

Los años transcurrieron y María Chinchilla fue creciendo hasta llegar a la edad escolar. En Las Animas, su comunidad natal, no había escuela; por lo que su educación primaria la cursó en la villa de Asunción Mita. Luego, sus padres, procurándole un mejor futuro, la enviaron a estudiar a la Ciudad de Jalapa, donde en 1927 obtuvo el título de “Maestra de Instrucción Primaria”, en el renombrado Instituto Normal Centroamericano para Señoritas (INCAS).



Después de algún tiempo de trabajar como maestra en una escuela de Asunción Mita, María Chinchilla o Seño Mary, como le llamaban sus alumnos, se fue a vivir a la Ciudad Capital de Guatemala donde se avecindó el 22 de marzo de 1932, según consta en su Cédula de Vecindad No. 22,691 extendida en la Municipalidad de Guatemala. Entre los datos personales, consignados en su Cédula, podemos mencionar: estado civil: soltera, color: blanco, ojos: cafés, pelo: castaño, estatura: 1.63 metros. Sus hermanos fueron Francisca Susana y Miguel Angel, de apellidos Chinchilla Recinos.



En la ciudad capital, María Chinchilla, laboró como docente en la Escuela Nacional de Niñas “José Felipe Flores”, en la Escuela Nacional de Niñas “Manuel Cabral” y en el Colegio Particular “María Minera”, además formó parte de la Asociación de Maestras Católicas.





En esa época el Presidente de Guatemala era el General Jorge Ubico Castañeda, quien tenía más de 13 largos años de gobernar y en todo ese tiempo los estudiantes, el magisterio, las escuelas y la educación del país no fueron su prioridad. El pueblo guatemalteco estaba cansado de tener un presidente dictador, por ello, en el mes de mayo de 1944 los estudiantes de la Universidad de San Carlos de Guatemala iniciaron a mostrar su inconformidad y a exigir la autonomía universitaria.

A principios de junio de ese año el Magisterio presentó al General Ubico una justa solicitud de aumento salarial. La inconformidad social se acrecentó a tal punto que el 22 de junio de 1944 el gobierno suspendió las garantías constitucionales, para poder reprimir al pueblo.

Las manifestaciones en las calles de la Ciudad Capital iniciaron el sábado 24 de junio y al día siguiente, domingo 25 de junio de 1944, por la mañana se realizó una masiva protesta pidiendo la renuncia del General Jorge Ubico, protesta que fue disuelta por la policía y soldados quienes agredieron a muchos ciudadanos.



Para mostrar su indignación por los hechos ocurridos en la mañana, un numeroso grupo de mujeres, vestidas de luto, se reunieron a las cinco de la tarde, frente al Templo San Francisco de la Ciudad Capital y de ese lugar salieron en manifestación pacífica exigiendo libertad, democracia y la renuncia de Ubico. Pero la policía y los soldados, siguiendo las órdenes del Presidente, dispararon contra las mujeres manifestantes, entre ellas María Chinchilla Recinos, quien recibió un balazo en el pómulo derecho y calló muerta en la 17 Calle, y Sexta Avenida de la Zona 1. 














Al día siguiente fue sepultada en el Cementerio General de la Ciudad de Guatemala donde se encuentra su tumba, en el “Panteón del Maestro”.









Por haber manifestado públicamente su descontento gran cantidad de personas resultaron heridas y varias fallecieron, en aquel heroico 25 de junio de 1944. Cinco días después, el Presidente Jorge Ubico Castañeda renunció a su cargo.

Los periódicos de esa época dan testimonio del reconocimiento que la sociedad guatemalteca rindió a la Profesora María Chinchilla, valorándola como mártir, heroína y símbolo del civismo, por haber dado su vida por una Patria mejor. También el Magisterio exaltó la valentía de su colega, y el jueves 6 de julio de 1944, la Asociación Nacional de Maestros en magna asamblea acordó que en adelante el “Día del Maestro” en Guatemala sería celebrado el 25 de junio de cada año, en memoria de su insigne compañera maestra: María Chinchilla Recinos.




















Prof. Oscar Enrique Ramírez Rodríguez.

IN MEMORIAM














En la actualidad, se otorga anualmente,  en distintos distritos departamentales, la orden MARIA CHINCHILLA a  maestros distinguidos.



De igual manera, en julio del año 2009 se le otorgó la ORDEN DEL QUETZAL a la insigne martir y lideresa magisterial MARIA CHINCHILLA RECINOS




HIMNO AL MAESTRO

Letra de Luz Valle
Música de Adrián Orantes

Ser maestro es llevar en las manos
una antorcha de luz encendida
y llamar a los hombres hermanos
y llenar de grandezas la vida.

En el surco dejar la semilla
que es amor en los predios humanos
y lograr con palabra sencilla
que se alcancen los frutos lozanos.

Preparar el futuro risueño
de la patria en la paz de la escuela,
y soñar porque es noble el ensueño
cuando el hombre en sus ansias se eleva




http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/14/14_0331.pdf

3 comentarios:

  1. Excelente información. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  2. FELICIDADES A TODOS LOS MAESTROS GUATEMALTECOS LES DESEO MUCHAS BENDICIONES DE NUESTRO CREADOR.

    ResponderEliminar
  3. DESEANDOLES MUCHAS FELICIDADES Y MUCHOS TRIUNFOS A LOS MAESTROS DE GUATEMALA ESPECIALMENTE A MI MAESTRA LOURDES AGUILAR . DE MARIELIZA CHACON

    ResponderEliminar